Risotto de cúrcuma y calabacín con huevo

Tips: Apaga al fuego sin que el risotto esté muy seco, pues en la medida en que se va enfriando, el arroz absorbe mucho el líquido y se va haciendo cada vez más seco. Si deseas, puedes agregar unas dos cucharadas de crema de leche o queso crema junto con la mantequilla; te quedará más cremoso! Yo lo serví acompañado con unos brotes de germinados, pero con el deseo de tener unos platanitos maduros.
Valora esta receta:

Ingredientes

  • 1 taza de arroz blanco
  • 5 tazas de caldo de carne o de vegetales con cúrcuma en polvo
  • 1 cebolla mediana
  • 1 calabacín grande
  • Huevos
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de queso parmesano

Procedimiento

  1. Lavar y cortar los calabacines en trozos pequeños.

    Sofreír en una sartén con una cucharada de aceite hasta que estén de color verde intenso. Retirar y reservar.

  2. En la misma sartén añadimos más aceite y la cebolla picada en cuadritos.

    La sofreímos hasta que esté cristalina y añadimos el arroz junto con una taza de caldo (el caldo debemos mantenerlo en una olla a fuego medio para que esté siempre caliente y el arroz se haga más rápido).

  3. Mover el arroz constantemente con movimientos en forma de ocho, con una paleta.

  4. A medida que se vaya secando el caldo vamos agregando más.

  5. Cuando ya esté listo agregamos los calabacines.

  6. Apagar y agregar la cucharada de mantequilla (debe de estar fría) y el queso.

  7. El huevo lo puedes hacer a la plancha con un poco de aceite.

Próxima receta Pastel de espinacas con pan de molde

Introduce el texto que quieres buscar: