Pisto no tan manchego

Una versión rápida del pisto manchego. El pisto manchego es un plato de origen español, también se le conoce como pisto. Es tan popular en España que lo puedes conseguir en los supermercados en envases de vidrio o latas, listo para servir. Es una especie de guiso de verduras, usando siempre las que están de temporada. El pisto básico lleva pimentones verdes y rojos, tomates y calabacín. Se puede comer frío o caliente. A menudo lo acompañan con huevo frito.
Tips: Puedes hacer grandes cantidades y guardarlo en el nevera en envases de vidrio sellados al vacío. Dura mucho tiempo y su sabor será igual.
Valora esta receta:

Ingredientes

  • 1 cebolla blanca grande
  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • 1/2 pimentón rojo
  • 1/2 pimentón verde
  • Ajo
  • Orégano
  • 1 taza de salsa napolitana
  • 1/4 de taza de agua (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta (opcional)
  • Huevo fresco

Procedimiento

  1. Corta todos tus vegetales en cubos de 1x1 cm aproximadamente.

  2. En el caso de la berenjena, después de cortada, añade sal y deja en un colador hasta que bote toda su agua.

  3. En una sartén/olla coloca suficiente aceite de oliva para sofreír tus verduras.

    Empieza por la cebolla, luego los pimentones, tus berenjenas (deben estar ya escurridas) y por último tu calabacín.

  4. Sofríe a fuego medio por unos 5 minutos.

  5. Agrega tu salsa napolitana y el agua, y deja hervir.

  6. Rectifica los sabores.

    De ser necesario puedes agregar ajo en polvo, sal, pimienta y más orégano.

  7. Cocina a fuego bajo y tapado por 15 minutos.

  8. Apaga y deja reposar 1 hora antes de comer.

  9. Sirve con un huevo frito y pan tostado.

Próxima receta Espaguetis con brócoli y salsa napolitana

Introduce el texto que quieres buscar: